Actualidad Noticias

Subida de precios de alimentos, ¿es posible ahorrar?
Subida de precios de alimentos, ¿es posible ahorrar?

Un reciente estudio de OCU ha confirmado lo que todos ya vemos en los lineales, que la cesta de la compra ha subido mucho.

Unos productos han aumentado de precio más que otros, pero lo cierto es que las subidas han sido bastante generalizadas: se han disparado los precios de la energía, de los combustibles y también los de materias primas muy esenciales como aceites y cereales para piensos, lo que tiene un impacto muy generalizado en muchos productos, especialmente en los alimentos.

Los aceites de oliva y girasol han experimentado subidas de hasta un 50% y también se detectan subidas más importantes en plátano, salmón, pasta, etc. El resultado es que estas subidas pueden llegar a suponer hasta 500 euros más en la cesta de la compra en 2022.

¿Es posible minimizar el impacto de las subidas?

Comer de manera saludable no tiene por qué ser caro, como ya hemos comentado en otras ocasiones. Pero hay algunas reglas generales que nos pueden ayudar a evitar recurrir a los alimentos más caros, donde más se nota la subida. Ahorrarás dinero, pero a cambio deberás hacer un esfuerzo en planificar mejor compras y comidas, y dedicar algo más de tiempo a la cocina, a preparar guisos, estofados, cremas… que te permitirán pagar menos.

10 trucos pagar menos en tus compras de alimentos

  1. Sustituye piezas nobles de carne, como entrecot o filetes a la plancha por piezas de carne para guisar, y prepararlas en estofados, con salsa.
  2. Apuesta por guisos donde el ingrediente principal sean verduras, legumbres, arroz o patatas, con carnes como un ingrediente más, no la base del plato.
  3. Compra el pollo entero en vez de filetes de pechuga o contramuslos, etc.y pide que te lo preparen en la pollería. Sale más barato y se aprovecha todo.
  4. En la pescadería, busca pescados de temporada a mejor precio.
  5. Recurre también a los pescados o mariscos congelados, de calidad y más baratos.
  6. Una dieta equilibrada y saludable incluye legumbres 3 veces por semana. Las legumbres no son solo para el invierno: prepara ensaladas de garbanzos o alubias, económicas y muy saludables.
  7. Elegir frutas y verduras de temporada. Compra en la frutería lo que esté más barato en cada momento, sé flexible.
  8. Las frutas de calibre pequeño, menos vistosas, suelen ser más baratas.
  9. Los huevos han subido de precio, pero siguen siendo una proteína barata y muy completa desde el punto de vista nutricional. Cuenta con ellos.
  10. Cada vez en más supermercados se ponen a la venta, a veces al final de día,  productos a punto de caducar, frutas más maduras… con importantes rebajas. Si vas a la compra por la tarde, echa un vistazo.

Invierte más tiempo y menos dinero

Comer de manera equilibrada, saludable y sin gastar mucho dinero está a tu alcance, pero exige algo más de esfuerzo en planificar las compras, ir a la compra con más frecuencia, desdicar tiempo a cocinar…

Un filete, un pescado a la plancha o al horno, son opciones rápidas y cómodas, pero no son lo más económico. Tirar de embutido o platos preparados tampoco es barato (ni muy saludable). Comer mejor gastando menos requiere un poco de esfuerzo, pero merece la pena.

Consulta la noticia original AQUI

© 2022 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías