Actualidad Noticias

Consumo fantasma: Descubre cuánto puedes ahorrarte al año si lo evitas
Consumo fantasma: Descubre cuánto puedes ahorrarte al año si lo evitas

Puede que suene a nombre de película de Star Wars, pero el consumo fantasma no es algo que afecte a los ciudadanos de Naboo ni de ninguna galaxia lejana, sino a todos los hogares de nuestro país, especialmente a aquellos en los que hay muchos electrodomésticos enchufados a la luz. Tal y como están los precios de la electricidad, resulta particularmente interesante conocerlo y poder minimizar sus efectos.

Se entiende como consumo fantasma de energía al que se produce cuando se tienen aparatos eléctricos que, aun apagados o sin estar utilizándose, permanecen conectados a la luz. Muchos de ellos se quedan en espera, consumiendo una determinada cantidad de energía que en algunos casos, sobre todo el de los grandes electrodomésticos y objetos de electrónica, puede ser muy grande.

En mayor o menor medida, cualquier sistema enchufado a la corriente eléctrica sigue haciendo consumo de la misma, desde los cargadores de teléfonos móviles que dejamos conectados aunque no estemos recargando la batería de ningún dispositivo. Lo mismo ocurre con el televisor si únicamente lo apagamos con el mando a distancia o con cualquier electrodoméstico, algunos de los cuales tenemos que tener conectados sí o sí, como el frigorífico, para la conservación de los alimentos sin que se estropeen.

De esta manera, los elementos que más consumo fantasma hacen en un hogar son el televisor (entre 8 y 9 euros más de gasto anual en la factura), los decodificadores de TV (entre 7 y 10) y los ordenadores portátiles (unos 6 euros). Todos ellos presentan enter 35 y 65 kW-h de consumo fantasma. Un consumo que puede recortarse si somos conscientes de ello.

Apagar las regletas, clave para ahorrar

Para ahorrar todo lo posible, pues influye de forma importante, es recomendable desenchufar todos los aparatos que no sea imprescindible dejar conectados a la luz. Esto incluye apagar o desconectar regletas y ladrones. En caso contrario, todos los dispositivos que permanezcan conectados seguirán consumiendo electricidad.

Nuestras facturas pueden verse afectadas por este consumo fantasma de energía incrementándose entre un 7 y un 11 % anualmente. Por ello, tener en cuenta su existencia y qué podemos hacer para reducirlo puede ser diferencial, suponiendo un ahorro de unos 50 euros al año. Son pequeños gestos que conviene interiorizar en nuestros hábitos, igual que aprovechar todo lo posible la luz natural o utilizar el menor agua posible al ducharnos o lavar.

Consulta la noticia original AQUI

© 2022 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías