Actualidad Noticias

La devolución de las cláusulas suelo, terreno fértil para posibles fraudes

Si para algo ha servido la crisis económica es para demostrar que el consumidor debe estar siempre alerta. La letra pequeña se sigue escribiendo con tinta invisible en algunos contratos teóricamente fiables, lo que pone en riesgos ahorros e inversiones de miles de familias. Incluso una batalla ganada para los clientes bancarios como la devolución de las cláusulas suelo se puede convertir en un refugio para el fraude.

Desde que el pasado 21 de diciembre el tribunal de Justicia de la Unión Europea obligara a la banca a devolver todo lo cobrado por las cláusulas suelo, los acontecimientos se han sucedido con rapidez. Primero el Gobierno aprobó un mecanismo extrajudicial para agilizar la devolución, luego prácticamente todos los bancos pusieron en marcha sus propios procesos y finalmente los juzgados pidieron más medios para afrontar la avalancha de demandas. Y después de todo ello, el consumidor parece no tener claro el procedimiento a seguir. 

«Es un proceso complejo. El banco debería proporcionar al cliente una información clara con el desglose de cantidades y un cuadro de amortización. Esta información debe contrastarla el cliente y no es nada fácil para la mayor parte de los usuarios», explican desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). 

Mientras se comienza a aplicar este proceso, otros mecanismos mucho menos transparentes captan clientes. Esta semana, Facua ha alertado de una estafa que utilizaba como gancho la devolución de estas cláusulas abusivas para «timar» a sus clientes. Según la asociación, los usuarios recibían una llamada de una locución que hablaba en nombre de su banco y les instaba a llamar a un prefijo 807 para tramitar la solicitud. Cuando acudían a este número, otra grabación les comenzaba a hacer preguntas con la única intención de que el cliente estafado estuviera más tiempo al teléfono para cobrarle más. 

No es la única estafa que ha sido denunciada por la asociación. «Estamos investigando otra línea que también utiliza las cláusulas suelo como gancho, aunque en este caso quién responde es una mujer. Además de estas dos, podría haber más», sostiene Rubén Sánchez, portavoz de Facua, en declaraciones a ABC. 

En ocasiones no se llega a tales extremos, sino simplemente se produce una publicidad engañosa. Desde Facua explican que muchos despachos de abogados realizan ofertas que, aunque aseguran en un principio que no tienen ningún tipo de coste, finalmente acaban pidiéndole al cliente hasta el 20% del dinero recuperado. Más las costas. «Muchos están haciendo un negocio redondo con estas devoluciones», sostiene Sánchez. 

«Pronto para conclusiones»

«Un abogado riguroso nunca puede ofrecer un éxito total en los procesos. Es cierto que en materia de cláusulas suelo, hasta ahora hay un alto porcentaje de decisiones favorables al consumidor. Pero ahora el planteamiento ha cambiado», añaden desde OCU. La cuestión no es tanto si el banco devolverá la cláusula suelo o no, ya que este supuesto está blindado por el mecanismo extrajudicial. El «conflicto» puede llegar a la hora de revisar las cantidades que se deben devolver. 

«Todavía es pronto para sacar conclusiones sobre este procedimiento, los bancos tienen hasta tres meses para responder al cliente. Está aún por ver si la cantidad devuelta es la que reclaman estos clientes afectados», explican desde la asociación de consumidores. 

¿Qué hay que tener en cuenta? Lo primero que es necesario conocer es que el procedimiento aprobado por el Gobierno es gratuito, por lo que recuperar esta cláusula no debería tener ningún coste para el consumidor. Además, como suele ocurrir en este tipo de casos, lo mejor es comparar: lo que ofrece el banco, lo que obtendrían con el mecanismo, lo que puede obtener cada abogado... «Hay consumidores que se informan en profundidad y acaban encontrando una buena devolución», sostiene Sánchez.

Fuente: ABC

© 2023 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías