Actualidad Noticias

Malos hábitos de consumo energético que afectan al bolsillo

Aire acondicionado, calefacción, meter alimentos calientes en la nevera, planchar poca ropa... los malos hábitos hacen que al final esto se traduzca en un mayor consumo energético. A continuación, la clasificación de hábitos clave y definitiva para ahorrar en consumo eléctrico:

  • Televisor en 'Stand By'. No dejar el televisor en modo espera (stand by). Se pueden conectar todos los equipos asociados (tv, dvd, tdt, disco duro...) a un ladrón o base de conexión múltiple con botón de encendido. Así se desconectan todos. 
  • Calefacción. En caso de tener calefactores eléctricos, ajustar la temperatura de 19 a 21 grados. Por la noche, conviene que la temperatura en los dormitorios esté más baja, entre 15 y 17 grados. Cada grado de más supone un incremento del 7% en el consumo. Los radiadores deben estar limpios y sin muebles que los tapen.
  • Aire acondicionado. En verano, el aire acondicionado supone mucho consumo. Quizá sea suficiente con un ventilador de peana o techo para un adecuado confort. En caso de optar por el aire acondicionado, es un error arrancarlo con una temperatura más baja de lo normal, pues no enfriará más rápido y se provoca un consumo excesivo e innecesario. 
  • Nevera. No meter alimentos calientes. Dejarlos enfriar fuera. Limpiar, al menos una vez al año, la parte trasera del aparato. No dejarlo abierto más de lo necesario.
  • Ordenador. La pantalla del ordenador es el elemento que más energía consume en el conjunto del PC, y se recomiendan las planas para un mayor ahorro. Nunca dejarla encendida. Se pueden conectar todos los equipos asociados (PC, impresora, pantalla, aunque no el módem) a un único ladrón. 
  • Etiqueta ecológica. Como principio, en la compra de electrodomésticos mirar la etiqueta ecológica de consumo.
  • Baja temperatura. Aplicar programas de baja temperatura en la lavadora y el lavavajillas, consumen menos al reducir la energía utilizada en el calentamiento del agua. Las lavadoras termoeficientes reducen el tiempo de calentamiento. Es interesante especialmente si se dispone de energía solar térmica para el agua caliente. Para la secadora, centrifugar antes la ropa en la lavadora. 
  • Lavavajillas. Limpiar el filtro y revisar los niveles de abrillantador y sal. No es necesario aclarar la vajilla antes de meterla, solo retirar los restos sólidos. Si se aclara, utilizar agua fría. 
  • Horno. No abrirlo sin necesidad para revisar la comida. Cada vez que se hace se pierde el 20% de la energía acumulada. Apagarlo, al igual que la cocina, antes de finalizar, el calor residual será suficiente para acabar el proceso. 
  • Pequeños electrodomésticos. Optimizar la tostadora de dos ranuras poniendo dos tostadas cada vez. En el caso de la plancha, de gran consumo, usarla para grandes cantidades de ropa de una vez. Una sola camisa seguro que puede esperar.

 

Fuente: 20minutos
 

© 2023 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías