Actualidad Noticias

Menos compras y más 'marca blanca': Así está variando el consumo de los españoles
Menos compras y más 'marca blanca': Así está variando el consumo de los españoles

El escenario inflacionista ha disparado la facturación del sector del gran consumo por encima de los 100.000 millones de euros, y ni distribuidores ni fabricantes creen que la situación vaya a cambiar en los próximos meses. El valor total de las compras de consumo diario no ha dejado de crecer y en lo que va de año ya acumula una subida del 11,3% por encima de los datos del año pasado, que cerró con un agregado de 105.000 millones de euros, según datos de NielsenIQ presentados hoy junto a la asociación AECOC. 

El alza de precios se refleja en el precio promedio de los productos de consumo habitual de los supermercados, que entre enero y abril acumulan una subida del 13,3%. Esta situación estaría provocando una contracción de la demanda que se plasma en una caída de los volúmenes del 2% desde el arranque del actual año, según Patricia Daimiel, directora de NielsenIQ en el sur de Europa. La excepción está en el mes de abril, coincidiendo con la Semana Santa, cuando los volúmenes demandados crecieron un 4,6%. 

El informe señala una caída de ventas en todos los sectores, especialmente pronunciados en pescado (-7,9%), alimentación seca (-6,7%) droguería y limpieza (-4,5%) o verdura (-4,1%). En el lado contrario se encontrarían los volúmenes de ventas del pan y los huevos, que crecen un 5,5% y 7,9%, respectivamente. Esto se explicaría por los cambios en las decisiones de los consumidores, que optan por variar su ticket hacia un surtido más barato: 'recortan en las proteínas de alto precio, como las de la carne o el pescado, a las de menor precio, las de los huevos', apuntó Daimiel. 

A su juicio, los hogares están volviendo a comportarse como durante la crisis de 2008. 'Es una crisis económica diferente, pero hay sensación de recesión'. Los consumidores, según los datos del estudio, acuden más veces a las tiendas pero llenan menos la cesta, como forma de controlar el gasto. Esto favorecería a los supermercados y tiendas de proximidad, así como las estaciones de servicio, que ya muestran incrementos en sus ventas frente a los grandes hipermercados, cuyos volúmenes de ventas están por debajo de la media.

Las que no pierden cuota son las marcas de distribución, más conocidas como 'marcas blancas', que continúan al alza y rozan la mitad del volúmen de ventas de todo el país, con un 48% del mercado. En el año 2000, este valor estaba en el 15%, mientras que tras la crisis del 2008 se situaba en un 35%. El estudio apunta a que continuarán creciendo en los próximos meses, ya que los consumidores preferirán este tipo de marcas, productos en promoción o formatos económicos, además de comprar en tiendas con descuentos y promociones.

Por su parte, el sector distribuidor y los fabricantes creen de forma mayoritaria que cerrarán la primera mitad del año cumpliendo sus objetivos de facturación o con cifras por encima de estas. Por el contrario, cada vez son más quienes observan caídas en los volúmenes hacia final de año, aunque por la opinión mayoritaria es que el año 'acabará bien', a juicio del 61% de distribuidores y 54% de fabricantes consultados. 

Consulta la noticia original AQUI

Level AA conformance,
		            W3C WAI Web Content Accessibility Guidelines 2.0
© 2024 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías